10.11.13

Cincuenta sombras más oscuras - E.L. James

Era de esperar que de una historia carente de argumento y únicamente movida por el morbo no pudiera salir una buena segunda parte. De hecho me sorprende que se haya podido escribir siquiera un segundo libro completo e incluso un tercero. He aquí uno de los, pese a todo, méritos que le otorgo a la autora, ser capaz de llenar páginas y más páginas sin contar nada que vaya más allá de una escena erótica que parece repetirse en bucle hasta la saciedad.

Desde luego los amantes de las tan de moda novelas eróticas están de enhorabuena. Se trata de un producto sin pretensiones dirigido a lectores sin pretensiones. En él podrán encontrar la continuación de la tórrida relación vivida por Anastasia Steele y Christian Grey, así como las continuadas escenas de cama (y otros diversos escenarios...) que se suceden ininterrumpidamente hasta llegar a aburrir

La situación parece no avanzar durante toda la narración, mientras que los pequeños intentos por dotar a la novela de un poco de acción resultan totalmente fallidos. "Los malos" de la trama no tienen ningún tipo de carisma y el lector siente por ellos más indiferencia que repulsión, siendo sus apariciones además más un elemento de relleno y puramente anecdótico que un serio empeño por dar a la historia algo más que sólo sexo y la sensación de adentrarse en lo prohibido.

Paradójicamente a todo lo expuesto hasta el momento, Cincuenta sombras más oscuras al igual que su predecesor, se lee con mucha rapidez y fluidez. El lenguaje sencillo y directo y la nula complejidad del texto unidos a la habilidad de la autora por contarte lo mismo de cien formas diferentes, hacen que las páginas pasen deprisa, movido en parte por la esperanza de encontrar algo más interesante en la siguiente.

Pero si hay algo que realmente me hace considerarlo un mal libro no es ni su vacía historia, ni su estilo narrativo abusando de diálogos, ni tan siquiera la falta de personajes secundarios que amplíen y completen la trama. Lo que llega a enfadarme son sus protagonistas. La actitud hasta el extremo complaciente de Anastasia, la incapacidad por pensar por ella misma y la rápida y antinatural aceptación de todo cuanto Christian le propone la convierten tanto en un personaje plano como en un pésimo ejemplo. Por otra parte, no entiendo la fascinación que Christian despierta entre las féminas, en su haber alberga las más sucias historias así como un pensamiento del todo machista, manipulador, obsesivo y en todos los sentidos desproporcionado.

Sin ninguna cita remarcable, escena para el recuerdo ni lugar privilegiado en la estantería ni en el corazón terminará un libro que puede dejarte con la sensación de haberte robado el tiempo y el dinero. A pesar de todo recomiendo su lectura a todo seguidor del género y a aquellos que, como yo, disfruten forjando su propia opinión sobre todo, incluída, como no, la nueva y polémica tendencia literaria.


7 comentarios:

  1. No tengo ninguna intención de leerlo y menos al ver lo que has sufrido por leerlo tú. Mi pregunta es ¿Por que crees que tuvo tanto éxito en su momento? Tan aburrida está la gente o tan poco leen que se conforman con este sublibro?

    ResponderEliminar
  2. No tengo ninguna intención de leerlo y menos al ver lo que has sufrido por leerlo tú. Mi pregunta es ¿Por que crees que tuvo tanto éxito en su momento? Tan aburrida está la gente o tan poco leen que se conforman con este sublibro?

    ResponderEliminar
  3. No tengo ninguna intención de leerlo y menos al ver lo que has sufrido por leerlo tú. Mi pregunta es ¿Por que crees que tuvo tanto éxito en su momento? Tan aburrida está la gente o tan poco leen que se conforman con este sublibro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta trilogía responde a un deseo insatisfecho del público por elevar el género al mismo nivel que otros más socialmente aceptados. Las novelas hasta el fenómeno que ha supuesto Cincuenta sombras, a pesar de entrar en el género romántico pecaban en exceso de un nada creíble recatamiento no acorde con los tiempos en que vivimos. Veáse el boom Crepúsculo y sus numerosas críticas a este respecto, de hecho Cincuenta sombras nació como un fanfic del mismo pretendiendo subsanar ese error.

      Eliminar
  4. No lei el primero por las malas críticas a como estaba escrita y sinceramente no tengo intención de leer nada ni lejanamente parecido. Me sigue pareciendo todo un misterio que se convirtiera en un best seller.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No me ha apetecido en ningún momento leerlo, aunque sí he leído varias novelas eróticas que tenían argumento e interés, por lo que no tengo nada en contra del género, pero a éste en concreto parece que le falta calidad, así que lo sigo descartando. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me aburren soberanamente estos libros.
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar