19.8.12

¡El director está cada vez peor! - Dan Gutman

Se trata del segundo título de la colección A.J. y su extraño colegio, dedicada a los primeros lectoresLas aventuras de este grupo de niños continúan tras ¡La señorita Lulú no sabe ni la u! libro que abre la serie y del que también disponéis de mi opinión en el blog. No es necesario haber leído el anterior para disfrutar de este pues las aventuras son independientes, y si bien se hace alguna referencia a lo ocurrido en la primera parte se puede tomar como una historia autoconclusiva, aunque sería recomendable seguir el orden de los libros.

En esta ocasión el director toma protagonismo, haciendo locuras que sorprenden a la vez que divierten a todos los alumnos del colegio. Lo que pretende es motivarlos planteándoles retos, tales como que si llegan a un número determinado de problemas bien resueltos de matemáticas besará un cerdo. Con todo ello consigue que los niños se involucren más en las tareas al tener un objetivo por el cual hacerlas, tras un tiempo son los propios alumnos quienes comprenden que aprender puede ser una meta en sí misma y no un medio para conseguir algo con que divertirse como recompensa.

Los niños encontrarán en este libro aventuras inimaginables sucedidas dentro del colegio y se romperá el estereotipo que se tiene de la figura del director como hombre duro y serio que encuentra placer en castigar sin más. Si se toma como lectura de clase da mucho juego a resolver y debatir los problemas que los niños se plantean y los juegos de palabras que aparecen.

Los adultos sabrán ver la importancia que tiene la motivación y que ésta puede ser diferente para cada niño, encontrarla y desarrollarla puede suponer el éxito escolar, en caso contrario nos llevará al fracaso. Descubrir    la razón por la que a cada alumno le merece la pena estudiar es la clave para conseguir su interés y con ello hacerlos responsables de su propio proceso educativo.

Los lectores de este libro podrán sacar a modo de conclusión que el esfuerzo y la unión tienen más poder del que parece, llegando a alcanzar todas las metas que se propongan y disfrutando después del placer de sentirse orgullosos de haberlo conseguido.

2 comentarios: